Hola, soy tu cliente

Si puedes responder preguntas como  ¿cuánto ganas al año?, ¿qué tipo de producto o servicio es el que mejor utilidades te deja?,  ¿cuántos y cuáles son los clientes que más te compran? pero sobre todo si puedes responder amplia y detalladamente cómo son tus clientes, tengo que felicitarte, pues saberlo puede ahorrarte mucho dinero y por el contrario hacerte ganar más en menos tiempo.

hola soy tu cliente

Ahora que si no lo sabes, puedes empezar de un modo simple.

Primero necesitas organizar la información que se genera en la empresa respecto a tus clientes, arma un listado donde se encuentren los datos personales más relevantes para tu negocio; cada detalle de la vida personal, que tu cliente esté dispuesto a compartirte, es una oportunidad para ofrecer productos y servicios que sean de su agrado.

El propósito es que tu empresa, tus servicios y demás ofertas sean justo lo que ellos quieren, tanto que te vuelves tan necesario en sus vidas que dudarían más de tres veces en serte infiel o abandonarte.

¿Suena difícil o fácil? Te daré un ejemplo.

Tienes una estética y tu equipo de estilistas es muy bueno, de hecho conocen a todos los que asisten e incluso han atendido clientes que fueron recomendados por otros, tienes todo lo que tienen los demás:  revistas, golosinas, refrescos, productos de belleza, en fin.

Bueno, podrías después de hacer una pequeña encuesta saber cuáles son los artículos que verdaderamente agradan a tus clientes, te sorprenderás de cómo mejora el negocio si pones a su disposición el refresco favorito o la revista que siempre buscan hojear.

Te facilitará la tarea usando herramientas tecnológicas.

La más simple es una hoja de cálculo de Excel y la más compleja es un CRM (Customer Relationship Management) softwares sofisticados que se instalan en una PC localmente o en línea, en ellos se concentran gran cantidad de datos, son ampliamente usados en universidades, compañías telefónicas, aerolíneas y call centers.

Pero sin importar que tan buenas sean tus plataformas para organizar  la información sobre tus clientes, el sólo acumularla no sirve para nada, necesitas interpretarla y tomar decisiones, por eso no es raro que muchos de los que conozco odien los call centers. La diferencia siempre la haces tú.

Comments are closed.