green consumer y non green consumer

Hay quienes prefieren comprar y consumir productos y servicios más amigables con el medio ambiente porque están convencidos que con ello pueden aportar una mejora significativa en la calidad de vida para todos los que habitamos el planeta a largo plazo. Tienen razón.

Las actividades humanas para la recreación, alimentación, empleo, etcétera incluyen procesos en los que se utilizan recursos naturales para satisfacerlos, en general la vida en sociedad ha comprometido muchas de estas fuentes para catalizar la producción de bienes y servicios.

Y la tendencia hasta hace algunos años era la explotación desmedida, sin embargo existen hoy diferentes corrientes de pensamiento y propuestas muy concretas para lograr utilizar los recursos de manera más mesurada. Los obstáculos políticos, económicos, psicográficos y demás no los voy a detallar hoy.

Si para ti la sustentabilidad te va y te viene, no te sientas mal; el que pienses así es razonable porque desde hace siglos la explotación de recursos, la planificación de ciudades y las políticas públicas se hicieron sin pensar en que un día seríamos muchos y que afectaría la salud y la calidad de vida.

Nuestro sistema de drenaje, la forma en la que se recolecta la basura, el sistema de agua y alcantarillado es parte de un  sistema y un paradigma que tarde o temprano deberá cambiar.

La actitud favorable hacia la conservación del medio ambiente va por delante.

Hoy en día hay varias empresas que identifican, anticipan y satisfacen las necesidades de los consumidores y la sociedad de manera rentable y a la vez sostenible. Planean actividades para diseñar, generar y facilitar cualquier intercambio comercial con el mínimo impacto negativo en el medio ambiente y al mismo tiempo ofrecen al consumidor la oportunidad de ayudar a preservar la naturaleza y obtener cierto valor añadido en productos y servicios.

De hecho en México se conocen diferentes marcas que atienden el mercado con productos cuya elaboración, uso o eliminación son menos dañinos para el medio ambiente que sus homólogos tradicionales, incluso hay algunos que tienen un impacto positivo como son los calentadores solares o la generación alternativa de energía eléctrica mediante sistemas eólicos o fotovoltaicos. El auge de la demanda de productos y servicios de estas características también se refleja en políticas públicas y movimientos sociales que dan como resultado un consumidor más consciente.

Al inicio de la aparición del green market, los consumidores se diferenciaban entre los interesados por el medio ambiente de los que no lo estaban, los términos acuñados para dicho propósito eran green consumery non green consumer; pero posteriormente surgieron estudios más sofisticados que permitieron hacer mejores diferencias dentro del segmento de consumidores verdes, por ejemplo un investigador norteamericano desarrolló una clasificación concreta al respecto: Aspirantes, adictos, ajustadores y evasores.

 

ASPIRANTES

Los aspirantes son consumidores conscientes de los desequilibrios ecológicos, los daños y los efectos que ocurren en consecuencia, desean comprar productos amigables con el medio ambiente y se sienten bien haciéndolo porque el valor que representan es trascendente. Aquí se agrupan las personas con los mayores niveles de educación (educación superior) y laboralmente desempeñada en mandos medios, superiores o de especialización del ámbito intelectual, artístico o científico; su posición es favorable respecto a todos los aspectos medioambientales, especialmente hacia la percepción de eficiencia en el comportamiento de compra, los hábitos de reciclaje, la sensibilidad al factor económico y el ahorro de recursos, sin embargo se muestran desconfiados con las marcas y sus discursos publicitarios; personas entre los rangos de 25-34 años y 45-54 años de edad.

 

ADICTOS

Los adictos tienen una actitud fuertemente favorable hacia los productos ecológicos, los compran per se, los identifican como saludables, los recomiendas y siempre se muestran satisfechos con su consumo, sus compras son acríticas ya que se dejan llevar por el frenesí de ser green.

 

AJUSTADORES

Los ajustadores no sienten afección alguna por los productos ecológicos, buscan la funcionalidad evidente y como premisa mayor la satisfacción de sus necesidades en relación al precio y la calidad, este tipo de consumidores tienen poco conocimiento sobre cuestiones ambientales y consideran que su acción individual no contribuye a la mejora del medio ambiente. Sin embargo, reconocen efectos indirectos en el ambiente y en su salud, saben que el consumo perjudicial, afecta a la sociedad así como a los individuos que lo consumen consciente o inconscientemente, pero a diferencia de los otros dos segmentos, ellos no modifican sus conductas para evitar los daños adversos, mientras que los otros incluso buscan tener un efecto favorable.

 

EVASORES

Por último los evasores, se niegan a percibir el desequilibrio ecológico y creen que no están obligados a contribuir para evitarlo, piensan que los productos green son simplemente trucos de marketing, que no cumplen lo que prometen y que son costosos, incluso tienen la creencia de que los productos no son de clase mundial y que no mejorarán en calidad a los tradicionales; su postura es muy negativa en relación a algunos aspectos ambientales como son el activismo, el comportamiento de compra amigable, el reciclaje de recursos y el ahorro. Tienen entre 18 y 34 años con un nivel de educación superior a secundaria, con ingresos mensuales limitados y viven en zonas urbanas.

Todos estos estudios reflejan la forma en la que los consumidores han ido modificando sus comportamientos de compra y en general representan perfiles anteriores al modelo de segmentación LOHAS, donde además del interés por la preservación del medio ambiente, la actitud favorable de compra y el consumo de bienes y servicios insertos en el green market, se agregan variables como preocupación por los derechos humanos, el comercio justo, las prácticas sostenibles, la vida espiritual y la salud personal.

¿Cómo ves?

Vianney Hernández
vianeni@hotmail.com | @vianeni

Comments are closed.